Mis Compras

 

Ricahrd Carapaz (d) formó parte de la última edición de la Vuelta a Burgos, como antesala de la Vuelta a España que inicia este fin de semana.

El español Alejandro Valverde, campeón mundial, el colombiano Nairo Quintana, ganador de LaVuelta en 2016, y el ecuatoriano Richard Carapaz, campeón del último Giro de Italia, encabezan la formación oficial del equipo Movistar para la ronda española, que comienza este sábado en Torrevieja.

El conjunto dirigido por Eusebio Unzúe participará por cuadragésima vez en la Vuelta a España con dos corredores, Valverde -hace diez años- y Nairo Quintana, en su última gran vuelta en las filas de la escuadra telefónica, que abandonará al final de temporada.

Para esta 74 edición de LaVuelta, que concluirá el 15 de septiembre, el Movistar contará, además, con Marc Soler, Imanol Erviti, Nelson Oliveira, Jorge Arcas y Antonio Pedrero.

José Luis Arrieta y Pablo Lastras serán los directores deportivos del conjunto azul, que lleva participando ininterrumpidamente en la ronda española desde 1980.

El corredor ecuatoriano, ha calificado su participación en la Vuelta a Burgos como un “resultado positivo y alentador” para esta recta final de temporada.

Para Carapaz, el equipo “siempre estuvo atento para tratar de marcar un ritmo fuerte” y añade que lo importante es que “estuvieron siempre delante”.

Sin embargo es consciente de que el parón tras el Giro, en el cuál se proclamó vencedor, le ha condicionado porque llevaba “varios meses sin competir”. Sin embargo cada día “ha ido a mejor”.

“Llevamos un equipo muy competitivo y esperamos que sea una buena presentación”, afirma Carapaz, tercer clasificado de la Vuelta a Burgos que culminó el pasado fin de semana.

El Movistar ha conseguido en total 61 victorias de etapa, 12 podios finales y 10 victorias por equipos. (D)

Fuente: www.eltiempo.com.ec

 

El anuncio oficial puede ser cuestión de días: Fernando Alonso podría correr el Rally Dakar 2020. Los rumores van tomando forma y todo parece indicar que el piloto español competirá en la exigente prueba que se celebrará el próximo mes de enero en Arabia Saudí. Su copiloto podría ser nada más y nada menos que Marc Coma, pentacampeón en motos (2006, 2009, 2011, 2014 y 2015) y conocedor de la prueba como pocos, tal y como informó ayer el diario 'Marca'.

La última noticia al respecto es de hoy. En un comunicado remitido este martes por Toyota Gazoo Racing, el equipo nipón ha confirmado que volverá a unir sus lazos con Alonso después de su exitosa campaña en el Mundial de Resistencia. El español, dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno, realizará una serie de pruebas con el Toyota Hilux, el coche con el que el fabricante japonés competirá en el Rally Dakay y ganador de la última edición con el francés Matthieu Baumel al volante.

«Durante los próximos cinco meses, Fernando, que busca ampliar su ya remarcable carrera en el mundo del motor participando en otras disciplinas, trabajará en estrecha relación con Toyota Gazoo Racing y su equipo del Rally Dakar, experimentando un programa intensivo de entrenamiento en el Toyota Hilux en Europa, África y Oriente Medio para familiarizarse con los rigores desafiantes del rally», ha informado la marca japonesa. 

En el día de ayer Alonso ya se encargó de disparar la rumorología con una publicación en sus redes sociales. En ella se podía ver una imagen de un desierto, en un claro guiño a la prueba. Ahora se ha sabido que el pitolo español ya está en Sudáfrica, donde realizará pruebas en el desierto del sur de África desde hoy hasta el 23 de agosto. Además participará en un test no competitivo en la Harrismith 400, también en Sudáfrica, los días 13 y 14 de septiembre.

A sus 38 años, y tras convertirse en uno de los pilotos más competitivos de la historia, Alonso quiere ahora participar en la prueba por etapas más exigente del mundo. El pasado 28 de marzo ya realizó una prueba en el desierto de Sudáfrica con el Toyota Hilux que ganó el Dakar 2019, el mismo que ahora dirigirá. Los próximos meses de preparación pueden resultar clave, pues aunque contará a su lado con Coma, considerado uno de los mejores corredores de raids, la arena del desierto es demasiado dura, especialmente para los «novatos». La prueba dará comienzo el 5 de enero de 2020.

Un nutrido 2019

Alonso arrancó el año anotándose, con un Cadillac, las 24 Horas de Daytona, una prueba del campeonato IMSA, en Florida (EEUU); en la que se convirtió, medio año después de ganar por primera vez las 24 Horas de Le Mans (Francia) -mientras disputaba de forma simultánea la primera parte de la 'Súper-temporada' 2018-19 del WEC y la pasada campaña en la categoría reina- en el primer campeón mundial de Fórmula Uno en ganar las dos carreras de un día más importantes de América y de Europa.

Alonso completó el año ganando, para el equipo Toyota Gazoo Racing, las 1.000 Millas de Sebring, asimismo en Florida; antes de repetir triunfo en las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica) y coronar el curso repitiendo la victoria de 2018 en Le Mans.

Con la repetición de su éxito en la prestigiosa prueba francesa, el ovetense pudo resarcirse, en parte, del chasco que se había llevado un mes antes, cuando la esperpéntica planificación de McLaren le impidió clasificarse para disputar las 500 Millas de Indianápolis (EEUU), donde -después de haber ganado Le Mans y (dos veces) el Gran Premio de Mónaco de F1- aspiraba a capturar la Triple Corona.

Al firmar su segundo éxito en un año en el mítico circuito galo de La Sarthe, Alonso capturó, junto al suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, el Mundial de Resistencia. Y al ganar el WEC, el astro se convirtió en el segundo piloto de la historia en ganar dos Mundiales distintos de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), después del noruego Petter Solberg, campeón del mundo de rallys y de rallycross.

Las cinco victorias y los dos Mundiales (de pilotos y de constructores) logrados con la escudería nipona animaron a Alonso a afrontar a partir de ahora, junto a Toyota, nuevos retos en el mundo del gran rally. Apuntando al Dakar, a principios del año próximo. Un objetivo muy complicado que nunca debería afrontar sin una preparación. Por eso, Alonso ya rueda a partir de este martes a bordo de un Toyota Hilux en la zona sudafricana del Desierto de Namibia, donde se encuentra acompañado por su novia, la modelo italiana Linda Morselli.

Más adelante, la empresa nipona anunciará, si todo va según lo previsto, el nombre del copiloto -todo apunta a su compatriota Marc Coma- y cuáles serán las primeras pruebas que disputaría el genial piloto asturiano para perfilar su puesta a punto con miras al Dakar; competiciones que le llevarían a Oriente Medio y al Magreb.

Fuente: www.abc.es

 

El gesto de incredulidad de Luka Modric tras ser expulsado el pasado sábado en Vigo tuvo su continuación un día después en el Wanda Metropolitano, donde Jorge Molina vivió una pesadilla similar a la del croata. Ambos, víctimas del cambio de aplicación de una norma –vigente desde hace tiempo aunque ignorada hasta ahora– que los colegiados han decidido castigar con severidad a partir de esta temporada. Se trata de los pisotones en el tendón de Aquiles o la tibia. Partes del cuerpo especialmente propensas a una lesión que quieren ser protegidas por los colegiados y que se han convertido en las protagonistas involuntarias del inicio de Liga.

Este cambio de aplicación se explicó por parte de los árbitros a todas las plantillas de Primera y Segunda en los últimos quince días. Uno de los últimos clubes que recibió la formación de los actuales criterios y las novedades del reglamento fue el Getafe. Los jugadores del club madrileño fueron informados el pasado viernes, aunque Bordalás, técnico de los azulones, señaló tras el encuentro del Wanda que lo que les habían explicado no concordaba con lo visto en el terreno de juego. «No lo entiendo porque el viernes estuvo dándonos una charla un arbitro profesional del Comité Técnico de Árbitros (CTA). Nos dejó bien claro que esta norma era cuando había intencionalidad. No lo puedo entender con Modric (frente al Celta) y con Jorge Molina, dos jugadores incapaces de hacer daño a nadie. Supongo que recurriremos», apuntó el técnico.

Según pudo constatar ABC de fuentes cercanas a la dirección de los árbitros, la intencionalidad de la que hablaba Bordalás es algo que está fuera del reglamento desde hace tiempo. No cuenta para nada que el jugador quiera o no cometer una infracción para que sea castigado. Por eso, tanto Modric como Molina se enfrentan hoy a una posible sanción de entre uno y tres partidos. El Real Madrid confirmó ayer que iba a recurrir la expulsión al considerar que existe un error en la redacción del acta, que recoge que la patada del croata se produjo «sin posibilidad de disputar el balón» cuando en realidad la pelota se encontraba al alcance del centrocampista blanco. Un detalle que no es baladí, pues la ausencia de disputa implica una sanción mínima de dos encuentros.

Una regla internacional 

La aplicación de esta norma no es un caso exclusivo del campeonato español. La regla viene de la «International Board»y afecta a todo el mundo del fútbol. De hecho, Cesc Fábregas fue expulsado la semana pasada con el Mónaco por una acción similar y en su caso ha sido sancionado con tres encuentros. El Comité de Competición de la Federación decidirá hoy el castigo a Modric y Molina y la decisión podría sentar un precedente peligroso. Si no se tienen en cuenta las alegaciones del Madrid, el centrocampista se perdería como mínimo dos encuentros; en el caso del delantero, como el árbitro sí señaló en el acta que la patada fue tratando de disputar un balón, su castigo podría ser solo de un partido.

Reacciones dispares

No todos los futbolistas y entrenadores han visto con buenos ojos este cambio de gestión de la norma que trata de proteger la integridad de los jugadores. «A nosotros nos dijeron que cualquier jugada que fuese al tendón de Aquiles era roja. Y mi opinión es que habría que adaptar un poquito la norma porque se quiere proteger al jugador, y eso es bueno, pero al final dejar a un equipo con diez es muy duro», justificaba el rojiblanco Saúl tras el duelo ante el Getafe.

En ese mismo sentido se expresaron algunos jugadores del Real Madrid y del Celta. Incluso Fran Escribá, técnico del equipo gallego, reconoció que la acción de Modric con Denis Suárez fue fortuita y que, en su opinión, no merecía la roja «Tengo claro que es no intencionado. Debería interpretarse también la intencionalidad. Porque a mi modo de ver no se merece la roja», señaló.

Desde el Comité de Árbitros no se plantean una revisión de su nuevo criterio porque creen que es positivo para reducir el número de lesiones, así que los aficionados tendrán que acostumbrarse. El tendón de Aquiles ha entrado con fuerza en la Liga y amenaza con convertirse en un protagonista habitual de las crónicas.

Fuente: www.abc.es

 

El Barça era consciente del carácter imprevisible y del comportamiento caprichoso de Ousmane Dembélé cuando lo fichó en verano de 2017, para sustituir a Neymar. Pagó 105 millones fijos, más 40 en variables, al Borussia Dortmund. Pero su conducta este pasado fin de semana, cuando no acudió el sábado a hacerse las pruebas médicas para evaluar sus molestias en el muslo de la pierna izquierda, están colmando el vaso de la paciencia de todos los estamentos del Barcelona. Su indisciplina se está volviendo habitual. Empiezan a temer que sea incorregible.

Video thumbnail

Iniesta: "No hay que matar a Dembélé si hay remedio"

El Barcelona firmó al delantero francés por su explosividad, velocidad, desborde y gol. Y porque es, también, imprevisible en el campo, y esa es una gran cualidad porque desconcierta al rival. Pero ese comportamiento inesperado se está volviendo en su contra fuera de los terrenos de juego. Es tan libre, incontrolable e impredecible que tiene serios episodios de falta de profesionalidad.

Video thumbnail

Dembélé bailó en el Camp Nou: ¡tres caños, espuelas, recortes y una carrera eléctrica!

El Barça no entiende cómo no se sometió a pruebas este pasado sábado si el viernes, en San Mamés, sintió molestias en su muslo izquierdo. Es un jugador que se lesiona fácilmente, en el Barça ha estado parado en siete ocasiones, y especialmente en esa zona, que ya le obligó a pasar por el quirófano y le tuvo cuatro meses fuera de los terrenos de juego. En septiembre de 2017, el extremo francés fue intervenido para solventar una lesión en el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda. El internacional, de 22 años, sabe que es una parte complicada de su musculatura, y no acudió a hacerse pruebas. Infravaloró las molestias, algo que no comprenden en el Camp Nou porque, además, el galo sabe de las dificultades del equipo en la delantera de cara al partido de este domingo contra el Betis ante las lesiones de Messi y Luis Suárez.

Dembélé, cuyo carácter provoca que en el Camp Nou no vean mal su salida, no ha comenzado bien el presente curso, ni sobre el césped ni fuera de él. Repite la tónica de sus dos anteriores campañas. Sus compañeros, técnicos y directivos le han tenido que llamar la atención desde que llegó al Camp Nou: por dormirse y llegar tarde; por no ir a los entrenamientos y no estar localizable; por no seguir una dieta acorde a su profesión; por no guardar el descanso necesario; por realizar viajes inoportunos.. Ha sido sancionado deportivamente, no entrando en la lista de convocados (como le pasó en el choque contra el Betis en noviembre de 2018), y económicamente, con multas estipuladas en el régimen interno del vestuario.

Video thumbnail

Ernesto Valverde: "Lo de Dembélé incluso me ha pasado a mí, pero no muchas veces"

Desde todos los estamentos, le han tirado de las orejas. Guillermo Amor fue claro la temporada pasada: "Todos los profesionales en el Barcelona deben dar un paso al frente y vivir su profesión". Las declaraciones son de hace meses, pero son también muy actuales. El club espera un comportamiento más profesional de un jugador de la primera plantilla. Aunque temen que sea incorregible.

Fuente: www.marca.com

Suscríbase a este Feed RSS

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook