Mis Compras

El coronavirus nos roba abril, el gran mes de los maratones

 

 

El deporte mundial contiene la respiración ante la posibilidad de un año prácticamente en blanco a expensas de la evolución de la pandemia de coronavirus que asola el planeta.

Aún es muy pronto para saber qué pasará con todos esos eventos que deben disputarse a finales de año, con un calendario tan apretado que parece inviable en algunas disciplinas, pero lo cierto es que el golpe ya se ha dejado sentir por la avalancha de suspensiones y cancelaciones y el mundo de los maratones, tan en boga, no es una excepción.

Hoy mismo debían disputarse el Maratón de Londres, con un estelar duelo entre Eliud Kipchoge y Kenenisa Bekele, y el EDP Rock 'n' Roll Madrid Maratón & 1/2, que se han trasladado al 4 de octubre y 15 de noviembre, respectivamente.

El pasado lunes debía ser el turno del vetusto Maratón de Boston, que también ha sido pospuesto, en su caso al 14 de septiembre, dejando compuesto y sin novia a un mes de abril que suele ser el más importante del año para la prueba reina del fondo.

Unos 6.000 de los 38.000 participantes previstos en el Maratón de Madrid ya han activado la opción de retrasar su inscripción para las ediciones de 2021 ó 2022"

David Rumbao, director de marketing

Sí llegó a disputarse el Maratón de Tokio, el primero de los 'Six Majors', el pasado 1 de marzo, aunque sólo pudieron correrlo los atletas de élite -unos 300 de los 38.000 participantes inscritos- sin apenas público en las normalmente abarrotadas calles de la capital nipona.

Por entonces, la COVID-19 ya era un problema en el país del sol naciente, que empezaba a sopesar el aplazamiento de los Juegos Olímpicos previstos para este verano.

El maratón más rápido del mundo y cuarto Grande del año, el de Berlín, ha ido un paso más allá y ya ha anunciado su cancelación.

Debía disputarse el 27 de septiembre pero la decisión del Gobierno alemán de prohibir todos los eventos de más de 5.000 personas hasta el 24 de octubre resultó determinante. Siguen en pie el de Chicago (11 de octubre) y Nueva York (1 de noviembre), pero ambos penden de un hilo.

Todo este desbarajuste tiene un coste económico que va más allá de lo meramente deportivo y afecta a las empresas organizadoras y a las que, de un modo u otro, están ligadas a estas grandes carreras.

De momento no estamos recibiendo muchas cancelaciones porque la gente aún confía en que maratones como los de Boston y Londres se puedan disputar más adelante y que Nueva York, nuestro principal destino, se dispute sin contratiempos"

Alberto Hernández, guía de Sportravel

El Maratón de Madrid es un buen ejemplo. Con unos gastos de gestión de unos dos millones de euros, la cancelación definitiva de la prueba sería "un palo muy duro", en palabras de David Rumbao, director de marketing de la cita.

 

"Gran parte de ese presupuesto ya se ha ejecutado, por lo que nos abocaría a una situación difícil. Afortunadamente, nada pone en riesgo la continuidad de la carrera porque goza de buena salud y tenemos patrocinadores que llevan 20 años con nosotros y van a mantener su apoyo pase lo que pase pero claro que supondría una gran piedra en el camino", reflexiona Rumbao, aunque el simple aplazamiento de la prueba ya ha trastocado numerosos planes.

"Hemos tenido que replantearnos todo el cartel porque el aplazamiento de los Juegos condiciona el calendario de muchos atletas de élite, así que habrá corredores que no estaban anunciados y otros que se bajan del carro para noviembre. Además, unos 6.000 de los 38.000 participantes previstos ya han activado la opción de retrasar su inscripción para las ediciones de 2021 ó 2022", añade Rumbao.

Un mazazo y algo de luz al final

Las agencias españolas especializadas en turismo deportivo -media docena- también están viviendo una situación acuciante. Sportravel es una de ellas. "Para todas las que viven de los 'Majors' esta pandemia es un mazazo. Hay mucha incertidumbre y rumorología. De momento, la primavera ha sido criminal", admite Alberto Hernández, alma mater de la revista Corredor junto a Alex Calabuig y guía de Sportravel en numerosos viajes.

Con cinco empleados, Sportravel ha tenido que tramitar un ERTE a la espera de que los próximos meses traigan buenas noticias en forma de carreras. "De momento no estamos recibiendo muchas cancelaciones porque la gente aún confía en que maratones como los de Boston y Londres se puedan disputar más adelante y que Nueva York, nuestro principal destino, se dispute sin contratiempos. Esperamos como agua de mayo que lleguen los eventos en septiembre y octubre. Si no, habrá que capear el temporal como se pueda. El verdadero panorama se va a ver si en diciembre no hemos tenido carreras", asegura Hernández.

Pese a este 'tsunami' económico, Hernández se muestra optimista: "Las grandes carreras pueden aguantar un año salvo catástrofe y las pequeñas, que se hacen por pasión, sobrevivirán en su mayoría porque no tienen una motivación económica. Estoy viendo mucha solidaridad y comprensión en estos momentos. Todos estamos en el mismo barco remando juntos".

Antón, ganador en Berlín y Londres, no cree que se dispute Nueva York

§El bicampeón mundial de maratón Abel Antón es el único español en ganar un 'Major' y además lo hizo por partida doble, en Berlín 1996 -el último blanco en lograrlo- y Londres 1998 -también un 26 de abril-. "Fue una carrera táctica y muy bonita. Hice los cinco últimos kilómetros a un ritmo fantástico y pude adelantar al marroquí Abdelkader El Mouaziz, que lideraba la prueba a falta de un kilómetro. Llegar a meta junto al Palacio de Buckingham fue muy especial", recuerda el soriano, que es poco optimista sobre el emblemático Maratón de Nueva York: "Creo que se suspenderá. Y eso que es su 50 aniversario. Pero es una ciudad muy golpeada por el coronavirus así que será complicado que se pueda correr".

 

 

Fuente: www.marca.com

 

Deje un comentario

Asegúrese de teclear la información requerida dónde se indica (*). El código HTML no está permitido

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook