Mis Compras

Andrés Tola, un árbitro que piensa en un Mundial

Andrés Tola junto a sus padres y su hija, en el seno de la Federación Ecuatoriana de Fútbol recibiendo la escarapela.

El cuencano de 28 años recibió la escarapela FIFA como juez de línea y a partir de dicha designación podrá formar parte de los equipos arbitrales para dirigir en torneos sudamericanos.

A sus 28 años, Andrés Tola alcanzó lo que todo árbitro de fútbol aspira a conseguir: ser juez de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA.

Esta designación la logró tres años después de su debut en el fútbol profesional ecuatoriano. “Fue una alegría muy grande. Lo recibo con mucha emoción y responsabilidad. Una escarapela que tengo que mantenerla año a año con mucha humildad, trabajo y dedicación, siempre con la bendición de Dios”, expresó ‘Chico’ Tola, hijo de Bolívar Tola, uno de los impulsores del referato en Cuenca.

A partir de esta designación recibida la semana pasada en el seno de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, FEF, junto a otros de todo el país, Tola tendrá la oportunidad de formar parte de un equipo arbitral para dirigir en cualquier cancha de Sudamérica, inclusive a mediado plazo confiesa que anhela estar en un Mundial Absoluto.

El único hijo de la familia Tola-Gutiérrez debutará en el ámbito internacional a partir de este año y superará a su propio padre, pues él nunca obtuvo esta escarapela, aunque sí pitó partidos de fútbol sala internacional.

Inicios
Andrés Tola, estudiante de Cultura Física en la Universidad Politécnica Salesiana, inició su carrera como juez hace tres años en la Primera B y al cabo de dos años, en 2019, fue ascendido a la Serie A, siempre como asistente. “Cuando estuve en segunda categoría sí pude ser árbitro central, pero una vez que te ascienden te inclinas por un puesto fijo”, explicó.

La inclinación por el arbitraje nació por su padre, quien no solo tuvo influencia en Andrés, sino el toda la familia y en gran parte de los cuencanos que hoy forman parte del referato. “Mi primo Álex es árbitro. Él dirige en segunda categoría. Edwin Bravo también es mi primo y hasta el año anterior tenía escarapela FIFA, que por edad (38 años) le retiraron”, agregó el flamante juez internacional.

El menor de los Tola, quien vive en el barrio Totoracocha junto a sus padres, arrancó en esta actividad a los 16 años después de graduarse de árbitro en el 2007, pero no tuvo continuidad, pues se dedicó de lleno a los estudios.

Después de 13 años decidió retomar la actividad y hoy se convirtió en el referente de la familia.

En el 2019 estuvo en 16 encuentros oficiales de la LigaPro ecuatoriana donde piensa que ha cumplido un buen papel.

Tola tiene en su mente el partido entre Universidad Católica y Liga de Quito al que le calificó como “bravísimo”, por los puntos que se disputaron; ambos pugnaban por clasificar a los PlayOff.

“Fue un año bueno para mí. Ahora aguardo para que en el 2020 sea considerado en la mayoría de encuentros en la LigaPro. Por el momento me encuentro entrenando para mejorar mi forma física”, indicó el profesional, ya que también es profesor de Educación Física en la Unidad Educativa Hermano Miguel de la Salle.

No tiene afición por un equipo del fútbol ecuatoriano, pero sí gusta del Barcelona, de España. Dentro del arbitraje su referente es el italiano Pierluigi Colina. “Fue el mejor ‘referee’ del mundo en su tiempo”, añade el ahora juez internacional que se prepara para debutar en la temporada 2020. (D)

Milton Rocano
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: www.eltiempo.com.ec

 

Deje un comentario

Asegúrese de teclear la información requerida dónde se indica (*). El código HTML no está permitido

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook