Logo
Imprima esta página

Los 1.000 'valientes' de Arabia

l estadio King Abdullah Sports City de la ciudad árabe de Yeda presentará un lleno absoluto para los partidos de la Supercopa de España. Las 62.000 butacas serán ocupadas para presenciar el Barcelona - Atlético de Madrid del jueves. Para el duelo del día anterior, el que abre el torneo, entre el Valencia y el Real Madrid, aún quedan algunas entradas a la venta, pero se prevé colgar el cartel de 'no hay billetes'. Incluso para la final, cuyas entradas se empezaron a comercializar hace pocas horas y de las que ya se han vendido más de la mitad, se da por hecho que habrá llenazo.

Con este panorama, el éxito en términos de numéricos es evidente. Pero hay muchos matices. El más importante es que apenas habrá aficionados españoles en las gradas. Ya se daba por hecho, pero es que las previsiones no se han cumplido ni de lejos. La Federación Española puso a disposición de los clubes 12.000 entradas (recordemos que el aforo del estadio son 62.000 y son dos partidos de semifinales) y apenas se han venido 1.000 de ellas.

El club que mayor representación tendrá es el Real Madrid, que ha vendido 700 entradas. El Barcelona no llega ni a la mitad: son 300. El drama llega para el Atlético y el Valencia. Los rojiblancos confirmaron que han sido sólo 50. En el Valencia 26, y eso que el club ché decidió tener el gesto de devolver el dinero de las entradas a sus aficionados que acreditasen su presencia en Yeda.

Exactamente suponen 1.076 entradas. Sin embargo, no todas ellas partirán de España. Por ejemplo, de las que corresponden al Madrid, un gran porcentaje van a parar a hinchas blancos que viven en Arabia Saudí y alrededores por diferentes motivos (principalmente laborales). Son eminentemente peñas de allí, ya que de las de España sólo acudirá una: la Ramón Mendoza. Y lo hará bajo mínimos.

Su presidente, Efigenio Albadalejo, confirmó en El Transistor de Onda Cero que de los 450 integrantes de la peña apenas viajarán 17. El propio Albadalejo da una de las claves del poco atractivo de la Supercopa para los aficionados españoles: "El viaje es muy caro, cerca de 3.000 euros por persona. El viaje son 2.110 euros, más comidas y demás".

Entre esos 'demás' está el coste de las entradas, que no son de un precio desorbitado (entre 25 y 37 euros por partido), pero todo suma. Los blancos, por ejemplo, no las pagan a sus hinchas. "El club no nos ha pagado las entradas, aunque sí nos ha garantizado que si no se llega a la final, nos devolverán el precio de la misma", deja claro el presidente de la peña Ramón Mendoza.

El momento en el que se va a disputar la Supercopa tampoco ayuda. En términos deportivos es mejor ahora, con los equipos ya rodados, que en pleno agosto. En cambio, si se mira al bolsillo, enero no parece el mejor escenario justo después de las navidades.

A ello se suma el poco atractivo del torneo. Aunque se ha renovado, aunque habrá cuatro grandes clubes, no deja de ser el título que menos importa a todos. A clubes y a aficionados. De ahí que rascarse el bolsillo a muchos no les merezca la pena.

La Supercopa de España será seguramente un éxito deportivo y económico. Pero lo que está claro es que no lo será en términos de afición, al menos de los que se encuentran en nuestro país.

Fuente: www.marca.com

TECDEPOR © Derechos Reservados.