Mis Compras

Arranca el Dakar más atípico, solo en suelo peruano

 

El rally inicia hoy una edición especial por su sede en Sudamérica y diez etapas entre dunas y arena. Redacción EL TIEMPO/EFE  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desde hoy hasta el 17 de enero, el Dakar 100 por ciento peruano dará una gran vuelta al desierto costero que se extiende entre los Andes y el océano Pacífico, con una ruta que tendrá salida y llegada en la capital Lima y paradas en las ciudades de Pisco, San Juan de Marcona, Arequipa, Moquegua y Tacna, esta última en la frontera con Chile.

Por el podio de salida, ceremonia que se celebró ayer en las playas de Lima, desfilaron en el día de Reyes 534 participantes entre pilotos, copilotos y mecánicos que irán a bordo de 337 vehículos, de ellos 138 motos, 96 coches, 41 camiones, 33 UTV y 29 quads.

Serán más de 5.000 kilómetros de recorrido, de ellos casi 3.000 cronometrados sobre un escenario temido por muchos pilotos, pues el año pasado ya dejó fuera de carrera a varios favoritos como el español Joan ‘Nani’ Roma o el francés Sébastien Loeb con solo cinco días de competición en Perú. Esta vez será el doble.

Sobre este escenario de arena blanda y dunas vertiginosas, por momentos impredecible y lleno de trampas, la intensidad y las dificultades compensarán la duración más corta y harán que ningún piloto tenga garantizada la victoria hasta cruzar la meta.
“Creo que va a ser estresante con tanta duna. Nadie va a estar seguro de haber ganado hasta el final”, afirmó el piloto español Carlos Sainz, vigente campeón del Dakar en coches.

A sus 56 años, el madrileño vuelve al rally que ha ganado en dos ocasiones (2010 y 2018) para correrlo por duodécima vez, defender el título y buscar un tercer triunfo que agrande aún más su leyenda.
Lo hará al volante del buggy de Mini que se estrenó el año pasado en el Dakar y que en los últimos meses él ayudó a evolucionar junto a los campeones franceses Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, con quienes ya compartió equipo cuando corría para Peugeot y que de nuevo volverán a ser sus principales rivales para la victoria.

Peterhansel, el piloto más laureado del Dakar con 13 títulos, de ellos seis en moto y siete en coche, consideró que lo más importante es que los tres trabajen en equipo y permanezcan unidos para lograr el objetivo.

Rivales
Las principales amenazas para Mini vendrán desde Toyota, especialmente con el jeque qatarí Nasser Al-Attiyah, doble campeón del Dakar en coches. Tampoco cabe perder de vista al francés Sébastien Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallys, que llevará el Peugeot 3008.
En las motos la marca austríaca KTM, vencedora del Dakar en las últimas 17 ediciones, pondrá toda su artillería para mantener esa hegemonía, con un equipo en el que están los tres últimos campeones como son Toby Price, Sam Sunderland y Matthias Walkner. (D)

Fuente: www.eltiempo.com.ec

Deje un comentario

Asegúrese de teclear la información requerida dónde se indica (*). El código HTML no está permitido

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook