Mis Compras

Joan Barreda gana la etapa y es el líder del Dakar en motos

 

El español Joan Barreda (Honda) ganó ayer la segunda etapa de motos del Dakar 2018, que transcurrió sobre el desierto peruano, y se aupó a la primera posición de la clasificación general sobre dos ruedas. 

Barreda completó los 267 kilómetros cronometrados que tenía la etapa en 2 horas, 56 minutos y 44 segundos, y acabó por delante del francés Adrien Van Beveren (Yamaha), segundo a 2:54,y el austríaco Matthias Walkner (KTM), tercero a 4:24.
El argentino Kevin Benavides (Honda) terminó en la quinta posición, por detrás de su compañero de equipo, el francés Michel Metge (Honda), que fue cuarto.
El chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) fue sexto, a cinco minutos y 45 segundos, seguido del británico Sam Sunderland (KTM), vigente campeón del Dakar, que hizo 16 segundos más que el corredor de Valparaíso.
Por su parte, el argentino Franco Caimi (Yamaha) fue noveno, por delante del australiano Toby Price (KTM), vencedor del Dakar en 2016, y del debutante español Jonathan Barragán (Gas Gas), que fue undécimo.


La etapa se desarrolló en los alrededores de las ciudad peruana de Pisco, donde estuvo el punto de partida y de llegada del recorrido, que en un 90 por ciento fue fuera de pista, y eminentemente sobre dunas.
Las motos partieron después que los coches, al contrario de lo que es habitual en el Dakar, por lo que los pilotos se encontraron con un terreno más desgastado por el paso previo de los automóviles.
Para hoy, los motociclistas seguirán el rumbo hacia el sur marcado por la ruta de este cuadragésimo Dakar, con un etapa entre las ciudades Pisco y San Juan de Marcona que tendrá 296 kilómetros, de los que 208 serán cronometrados.


Loeb
El piloto francés Sébastien Loeb, de Peugeot, afirmó ayer que las dunas del desierto peruano "son bastante traicioneras", lo que le impide ir demasiado rápido en estas primeras etapas del Dakar 2018.
Loeb, tercero en la segunda etapa que tuvo como punto de salida y de llegada la ciudad de Pisco, explicó que el recorrido tuvo dunas lisas y otras cortadas, lo que aumentaba la dificultad.
No obstante, el francés, que cuenta los días que quedan para dejar atrás las etapas arenosas y centrarse en los tramos rápidos sobre pista, que son su especialidad, consideró que fue una buena etapa para él porque no perdió demasiado tiempo y además tenía frenos, no como en el primer día.


"La navegación sobre el desierto es dura. Hoy fue muy complicado porque me costó encontrar el último punto de control antes de dirigirme a la meta", comentó.
Loeb se mantiene en la cuarta posición general de autos, a seis minutos de su compañero de equipo y compatriota Cyril Despres. (D) 

Pisco, EFE. 

Fuente: www.eltiempo.com.ec

Deje un comentario

Asegúrese de teclear la información requerida dónde se indica (*). El código HTML no está permitido

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook